Novena Completa en Honor a San Cipriano

San Cipriano, conocido también como el santo de la magia blanca, venerado como un santo propicio para desatar hechicerías o trabajos de magia negra; quien además nació bajo el seno de una familia pudiente quienes creían en falsos dioses.

Es San Cipriano el santo que decide abandonar su vida pagana para transformar su corazón y vida al cristianismo, busca la vida santa orando a un solo Dios.

Con esta novena católica y oraciones poderosas te podrás conectar de manera espiritual con San Cipriano para que interceda por tu vida, él te ayudara a solventar problemas amorosos, económicos, evitar y alejar trabajos de hechicerías, curar enfermedades y abrir caminos a la prosperidad.

Si deseas honorarlo utiliza velas una en cada día de novena, simboliza este encuentro espiritual con una imagen para de este modo rezar al santo.

¿Cómo se reza la novena?

Oraciones poderosas a San Cipriano

Busca un espacio sagrado donde prevalezca la paz y la tranquilidad para el encuentro con Dios y San Cipriano a través de la oración, una vez finalizada la novena planifica una misa de acción de gracia y honra a este Santo Milagroso y poderoso. Además, puedes vestir de color morado o blanco que son los colores que identifica su propagación.

Reza la novena iniciando con:

  • Señal de la Santa Cruz
  • Oración inicial.
  • Oración por día de novena.
  • Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.
  • Oración final.

¿Cuándo se inicia?

Este santo es venerado cada 26 de septiembre, la novena la puedes realizar antes o posterior a la fecha, sin embargo, si tu necesidad no entra en estos días cualquier momento es válido para dedicar oraciones a Dios a través de las maravillas de San Cipriano.

¿Para qué sirve?

Las oraciones dedicadas a San Cipriano sirven para pedir por la salud de las personas, bienestar, para el amor y para alejar todo acto de maleficio, solo debes tener fe y esperar que tus peticiones lleguen a tu vida, San Cipriano es un santo poderoso.

Novena a San Cipriano

Con esta novena también estarás pidiendo por la transformación de los senderos de tu vida, así como lo hizo San Cipriano, es un santo admirable adquirió grandes conocimientos en la cultura Egipto, Cartago, Grecia y la India y finalmente se dedicó a evangelizar, realiza estos nueves días de oración con mucha fe.

Oración Inicial

Amado San Cipriano,
hoy inicio esta novena con la mejor actitud,
abriendo mi corazón ante ti para que tus palabras
llenen mi vida y me conduzcan por los senderos de
una vida cristiana, quiero estar en comunicación contigo siempre.

Tu que eres un santo poderoso,
quiero intercedas en cada uno de los aspectos de mi vida,
y que me ayudes a ser mejor persona y estar mejor,
espero en ti, confió en tu poder y milagros para así
lograr lo que tanto anhela mi vida.
Amén.

Día primero

San Cipriano,
en este primer día de novena elevo estas oraciones
para pedirte primeramente por mi salud y de
las personas que amo, aleja toda peste, enfermedad,
epidemia que está en estos momentos se encuentra
en el ambiente para que no llegue a nuestro país.

Te pido por la sanación del espíritu de las personas
que necesitan de Dios, quienes llevan sus vidas con
actos banales dejando arrastrar por la tentación,
ilumina a cada uno de esos seres que están enfermos
de poder, avaricia y maldad.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día segundo

En este segundo día de novena,
adorado San Cipriano quiero pedirte
por esas personas de mal corazón que utilizan
la hechicería y hacen pactos con el diablo para dañar
la vida de otras personas, aleja todo maleficio de mi vida.

Rompe todo conjuro que se haya intentado
manifestar en mi vida, ahuyenta la envidia,
la hipocresía, todos los sentimientos malsanos
que intentan esconderse detrás de una cara sonriente,
que esas energías no caigan sobre mí.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día tercero

Querido santo,
tu que tuviste que desprenderte de todos tus
bienes para ayudar a los más humildes,
en este momento recurro a ti para que me solventes
la mala situación económica por la que estoy pasando.

Te pido que el dinero que llegue a mi sea rendidor,
para que no falte los alimentos en mi casa,
que mi familia tenga el pan de cada día,
nos alcance para la vestimenta y cubrir
las necesidades básicas, que el dinero
sea abundante y no escaso.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día cuarto

San Cipriano,
en este cuarto día de novena te pido por mi trabajo,
para que siga siendo próspero y recompensando,
dame la habilidad y destrezas que tuviste para
ampliar mis conocimientos en este puesto de trabajo.

No permitas que la maldad interfiera en mi desenvolvimiento laboral,
que mis superiores vean las soluciones que presto en mis labores,
que mis capacidades se noten para mi superación y ascenso.
Confió plenamente en ti San Cipriano.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día quinto

San Cipriano,
en este nuevo día te pido por mi protección,
me arrodillo ante ti, para que me resguardes de todo mal,
aparte de mi las tentaciones y el pecado,
aparta de mi toda la dificultad, líbrame a toda hora que nada me perjudique.

En tu santo nombre, poderoso San Cipriano,
te pido me auxilies y me protejas de enfermedades complicadas,
de accidentes, y todo lo que me impide continuar
mi vida con total normalidad, quiero seguir
tus pasos como lo hiciste tú.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día sexto

Obispo y Mártir San Cipriano,
quiero pedirte por el amor, para que nunca
se desvanezca en mi relación de pareja,
que el amor sea el conductor de cada una de las
decisiones a tomar, y que prevalezca en mí
y cada una de las personas que quiero.

Te pido que mi pareja sea fiel a mí,
que la tentación se aleje de su vida y que sus pensamientos
estén solo concentrados en mi persona,
que cada día nos encontremos con más deseos de
seguir una vida feliz sin problemas que opaque nuestra unión.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día séptimo

En este séptimo día de novena,
querido San Cipriano quiero darte las gracias
por permitirme estar en salud para llevar a cabo
esta hermosa novena, apiádate de las personas
que aún no han encontrado a Dios en su vida.

Para que sea tu ejemplo el que los conduzcan
a forjarse bajo el evangelio, que tu mensaje quede
impregnado en los corazones de cada cristiano,
quiero alabarte en este día y honrarte por quien fuiste,
bendíceme siempre.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día octavo

San Cipriano,
te pido en esta ocasión por todas las personas
que son juzgadas inocentemente por malas
personas que utilizan su poder para destruir,
envía tu valentía y fortaleza para demostrar
que el que esta con Dios va por el camino del bien.

Intercede por la libertad plena de las personas
que hoy están detrás las rejas pagando delitos
que no son de ellos, que la justicia llegue en la vida
de cada uno de esos seres y el poder de Dios junto
a su palabra alimenten sus espíritus.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Día noveno

Gracias amadísimo San Cipriano,
por permitirme llegar hasta este último día de novena,
prometo honrarte y difundir tus poderosas oraciones
para que mis semejantes busquen el camino de Dios bajo tu fiel ejemplo.

Hoy te honro,
porque fuiste un hombre de muchos conocimientos,
y fue en creer que es un solo Dios el que existe,
regálanos esa dicha de ser sabios para poder
enseñar a los más necesitados bajo la voluntad de Dios.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y el gloria al padre.

Oración Final

En estas oraciones quiero dejar las necesidades
que más me ahogan en este momento de mi vida,
quiero acercarme a ti y dejar toda mi confianza
para resolver cada uno de mis problemas,
y así poder acostarme en paz y tranquilidad y
dejar en tus manos con estas poderosas
oraciones mis suplicas. Confió plenamente en ti.
Amén.

San Cipriano a través de su ejemplo deja saber a sus devotos que la oración debe salir desde lo más profundo de su corazón, es por ello, que te recomiendo que seas muy sincero al realizar cada rezo, bendice y protege tu vida con esta milagrosa Novena a San Cipriano, él estará presente en cada minuto de tu vida, atento a todas tus necesidades y peticiones.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba