Novena en Honor a Santa Marta

La novena a Santa Marta virgen y discípula de Jesús, es ofrecida con mucha devoción en las causas más difíciles, por su vocación de atención y servicio es representación de caridad hacia el auxilio del necesitado, Jesús premio su inquebrantable fe cuando suplico por su hermano Lázaro.

Como otros santos y vírgenes al servicio de Dios, Santa Marta es una de las devotas más fieles hacia el servicio, es por ello considerada patrona de los hosteleros, cocineras y las amas de casa y las hermanas de la caridad, en alivio de las necesidades y tribulaciones, con su integridad y sumisión es venerada y muy estimada.

¿Cómo se reza la novena?

Novena a Santa Marta
Rezar su novena es sencillo siempre y cuando entreguemos nuestra fe en cada oración que le ofrezcamos diariamente, como otras novenas debemos contemplar nuestras plegarias por nueve días seguidos con sus gozos en ofrenda a Santa Marta para venerarla, nuestra esperanza es que ella interceda ante Dios por nuestras súplicas.

La novena puede ser antecedida cada día por el santo rosario si es menester, la condición más respetuosa a cumplir es ser rigurosos durante los nueve días y si es posible a la misma hora para honrarla con mucha fe en cada oración. Cada día tiene su oración específica con oración para comenzar y oración para culminar.

¿Cuándo se inicia?

La celebración santoral a Santa Marta según la tradición cristiana es el 29 de julio, por ello los feligreses tienen la devoción a ofrecer su novena los nueve días que anteceden esta fecha tan especial para hacer nuestras peticiones avocados en la fe.

Algunos devotos ofrecen la novena según sea su necesidad los 29 de cada mes si así fuese necesario como muestra de devoción a nuestra santa, pero lo más obrado es entes la fecha de su santoral.

¿Para qué sirve?

Sirve para aliviar nuestras necesidades por medio de la oración fervorosa sobre todo cuando nos encontramos ante adversidades que tememos nos quebranten y no nos dejen avanzar.

La gracia de su devoción y el ejemplo de vida y fe nos invita a tener más fortaleza y luchar ante los problemas por más difíciles que sean.

Novena católica a Santa Marta

Luego de rezar el santo rosario ofrecido a la santísima trinidad y por la intercesión de nuestra Santa madre la virgen María, nos disponemos a comenzar la novena arrepintiéndonos de nuestros pecados con:

Acto de contrición

Jesús ni señor y redentor,
Yo me arrepiento de todos los pecados
Que he cometido hasta hoy y me pesa de todo corazón
Porque con ello ofendí a un Dios tan bueno,
Propongo firmemente no volver a pecar
Y confió en que por tu infinita misericordia,
Me has de conceder el perdón de mis culpas
Y me has de llevar a la vida eterna,
Amén.

Invocamos la novena con la intención de honrar a Santa Marta y pedir por nuestras necesidades con:

Oración para todos los días

Oh Dios misericordioso y padre de bondad,
Que derramaste sobre Santa Marta tu gracia infinita
Como hija honrada de tu misericordia
Por sus méritos y vida consagrada a tu servicio,
Por ser inquebrantable en su fe hacia el altísimo
Siguiendo tus enseñanzas de
Humildad y disposición ante los más desprovistos,
Me postro ante ti padre omnipotente
Para suplicarte que por medio de tu amada Santa
Permitas que interceda por mí en las suplicas que te presento
Y así alcanzar las gracias que te pido,
Por tu inmensa misericordia,
Amén.

Al concluir esta oración disponemos hacer los:

Gozos a Santa Marta
¡Oh gloriosa santa Marta
Servidora del señor,
Santa mía santa Marta,
Intercede por favor!
De familia esclarecida,
Ricos padre ya tuviste
Y a Jesucristo serviste
Con voluntad muy rendida,
A él consagraste tu vida
Como víctima de amor.
¡Oh gloriosa santa Marta
En expresión amorosa
La que en verdad muy constante
Fue María la más amante
Y Marta muy oficiosa
Cuando se hospedó el caminante
Mi divino salvador!
¡Oh gloriosa santa Marta
Lloro Jesucristo amado
Ante Lázaro ya muerto
Y vuelve ese cuerpo yerto
A ser un resucitado
Y al hermano fatigado
Lo salvo mi redentor!
¡Oh gloriosa santa Marta
Tú eres oh santa Marta
Con tu divina clemencia
Quien protege la existencia
De todos los servidores
Que en os valles de dolores
Imploran ya tu fervor!

Día primero

Adorada Santa Marta
Fiel discípula de Jesucristo
Con tu bondad y espíritu de amparo
Y ayuda por los necesitados de la gracia del señor,
Ferviente en las enseñanzas y los misterios del cielo
Por esas gracias concedidas a tu divina persona,
Te imploro amada Santa
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día segundo

Adorada santa Marta
Intercesora fiel de cumplir con nuestros deberes
Como cristianos creyentes y humildes
Para honrar a Dios todopoderoso
En cuerpo y alma para su gloria,
Poniendo tú ejemplo a atender con entrega
Y amoroso respeto al hijo de Dios en tu hogar,
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día tercero

Adorada santa Marta
Virgen gloriosa de corazón puro y virtuoso
Que sufriste por la muerte de tu adorado hermano Lázaro,
No imaginabas que al cuarto día de su fallecimiento
Vendría Jesucristo a tu morada,
Y viéndote desconsolada te concedió por tu fe infinita
La resurrección de tu hermano,
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día cuarto

Adorada santa Marta
Fiel discípula de Jesús en todo momento,
Siempre estuviste a cada paso de las enseñanzas
Que compartió a los fieles como un maestro,
Acompañante en su sagrada pasión del calvario
A su santa madre María y a Juan en la santa cruz
Con tal dolor por su sufrimiento,
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día quinto

Adorada santa Marta
Colaboradora de corazón con incondicional entrega
Al lado la santa madre de Jesús en su muerte,
Fuiste valiente y bondadosa al ayudar
A dar santa sepultura al hijo de Dios
Junto a los fieles y sus más allegados dolientes
Con tal respeto y veneración,
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día sexto

Adorada santa Marta
Virgen admirada y bienaventurada
Que ofreciste tu incondicional consuelo y compañía
A la virgen María en su desconsolada pena
Dándole abrigo en su casa con antes hiciste con Jesús,
Es tu corazón tan compasivo
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día séptimo

Adorada santa Marta
Amorosa virgen protectora de nuestra alma
Eres bendecida por ser una de las fieles consagradas
Que vieron al hijo de Dios resucitado
Pudiendo asistir a sus instrucciones
Y llenándote de dicha y gozo
Sin dejar de ser compañía para la santa virgen María,
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día octavo

Adorada santa Marta
Fiel discípula de Jesús hijo del Dios eterno,
Al igual que otros fieles también fuiste perseguida
Y despojada de cuanto tenías en pertenencias familiares,
Sufriste el destierro y junto a otros devotos
Fueron lanzados al mar en navío inseguro
Para que murieran, la gracia de Dios
No les abandonó nunca y fueron salvados,
Intercede por mí ante Dios por la necesidad
Que te presento (hacer petición)
Confiando en tu amor infinito,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Día noveno

Adorada santa Marta
Virgen clemente y valiente
Que en tierras lejanas tuviste que dar batalla al mal,
Cuando elevaste el estandarte de la santa cruz y el agua bendita
Para vencer al dragón del mal que asechaba
Luego fuiste a otras tierras junto a más devotas,
Para fundar una congregación y dar testimonio de fe
Hasta tus últimos días al amparo del altísimo,
Confió que tu intercesión me aliviara de las penas
Que te entrego en esta novena
Por tu infinita misericordia,
Amén.

Rezar tres padre nuestro, ave María y gloria.

Oración final

Oh amada virgen, Santa Marta
Como luz divina en el camino de los necesitados
Has sido consuelo y cobijo
En los más duros momentos
No me desampares te pido, lléname de tu gracia,
Y no permitas que me deje llevar por la desesperanza
Consuélame y dame morada en tu corazón sublime
Ten misericordia de mi,
Amén.

Culminamos nuestra novena con la señal de la santa cruz.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba