Novena Poderosa en Honor a María Auxiliadora

María Auxiliadora es una advocación de la virgen María en la iglesia católica, María “Auxilio de los Cristianos” expresa la mediación de María respecto de la humanidad; María “Madre de las Iglesias”, que también significa que María trae consigo el auxilio de Dios.

El primero en llamar a María, “auxiliadora” fue San Juan Crisóstomo, en Constantinopla en al año 345; asimismo para el año 532 San Sabas narra que hacia el oriente había una imagen de la virgen María que se llamaba “auxiliadora de los enfermos”, donde muchos iban a orar por su sanación.

Es San Juan Bosco el escogido para propagar el amor de María Auxiliadora, es a él a quien se le aparece y le pide que construyan un templo en Turín, Italia en su honor.

En esta hermosa novena y poderosa en honor a María Auxiliadora tienes que realizar la jaculatoria de “María Auxiliadora, ruega por nosotros”, en cada una de las oraciones diarias.

¿Cómo se reza la novena?

oracion a maria auxiliadora para pedir un milagro

La novena la puedes rezar bajo el santo rosario en un lugar donde reine la armonía, donde hay una conexión de paz y que solo a través de la oración sean escuchadas tus necesidades, honradez o agradecimiento a la madre de Dios.

Reza la novena en el orden de la Santo Rosario.

  • Señal de la Santa Cruz
  • Se enuncia el misterio, Misterios gozosos para los días lunes y jueves, misterios dolorosos para los días martes y viernes y misterios gloriosos para los días miércoles, sábados y domingos.
  • Oración inicial.
  • Oración por día de novena.
  • Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.
  • Oración final.

¿Cuándo se inicia?

Esta novena poderosa la inicias en el momento que consideres necesario en tu vida, para nuestras vírgenes ningún día deja de ser importante para hablar con ellas mediante la oración, sin embargo, si quieres planificarte con tiempo la festividad de la virgen María Auxiliadora se lleva a cabo el 24 de mayo, puedes comenzar del 15 al 23 de mayo.

¿Para qué sirve?

La virgen María Auxiliadora concede muchos favores y milagros, así como lo decía San Juan Bosco, y si tu estas buscando en estos momentos el auxilio de esta hermosa madre, consolar tus penas y angustias solo con la fe puesta lograras loa anhelos de tu corazón.

Novena a la Virgen De Fátima

No dejes de hacer esta novena poderosa en honor a María Auxiliadora, es el momento para encontrarte con ella a través de la oración, la oración sincera y de corazón, así que puedes realizar al final de la novena una misa de acción de gracia, así como también a la hora conceder tus primeros deseos.

Oración Inicial

Auxilio de mi vida, auxilio de mis días,
hoy dedico esta novena con todo mi amor,
desde lo más profundo de mi ser,
me rindo ante ti antes de hacer mis peticiones,
porque quiero limpiar mi vida y mi corazón de los pecados.

Quiero iniciar este encuentro contigo agradeciéndote
por todo lo que hoy tengo en mi vida y
confiando plenamente en ti que será el auxilio
de lo que necesito, gracias madre santa por
llenar mi espíritu a través de este hermoso encuentro.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Día primero

María Auxilio de los cristianos,
tu que libraste en la batalla de Lepanto y Viena,
te presento este santo rosario para que me libres
de las batallas que hoy enfrenta mi vida,
líbrame del pecado, líbrame de enfermedades,
líbrame de personas malas que no convienen en mi vida.

Auxíliame en los momentos más duros de mi vida,
ilumíname por el camino del bien,
para que mi espíritu este fortalecido y
cubierto con tus bendiciones para que el mal
no me alcance y se apodere de mi ser.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día segundo

En este segundo día de novena, te pido a ti,
a la que trae auxilios venidos del cielo,
así como te llamaban los primeros cristianos,
tu que eres el auxilio potentísimo de Dios creo
fielmente en ti y dejo en tus manos todo lo que hoy me pesa.

Quiero sentirme en protección bajo esta conexión
divina que he emprendido durante estos
nueves días de novena, tu amada de Dios y amada
mía escucha mi corazón que hoy late por
tu existencia y te pide mucho consuelo.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día tercero

María madre de las iglesias,
te pedimos por las iglesias católicas para
que cada día sean fortalecida bajo los mandamientos
de la ley de Dios, para que se arrepientan de corazón
y sean libre de pecados recibiendo a Jesús en sus corazones.

Envíanos sacerdotes puros de corazón,
que amen el servicio de Dios y nos transmitan la palabra
de Dios con amor y entendimiento,
prometo elevar oraciones en tu nombre y honrar tu nombre,
porque solo tú eres auxiliadora.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día cuarto

Auxiliadora de los cristianos,
en este cuarto día de novena,
te suplico por la vida de las personas más inocentes
que caen en manos de personas malas,
y son corrompidos alejándolos de Dios y de tu amor de madre.

Aleja a los niños y adolescentes del demonio que
quiere hacer de ellos personas de mucha maldad,
que su corazón sea tocado por Dios para que rectifiquen
y se acerquen a la vida cristiana y sientan de ti la necesidad de auxilio.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

 

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día quinto

Patrona del Concilio,
coloca en el corazón de los gobernantes
buenos planes para el surgimiento de los países,
que cese la guerra, que cese la violencia y seas tú la
que los lleve al concilio con otros países
para que se ayuden unos con otros.

Que haya entendimiento en mi país, desarrollo y protección
para que nadie sufra de penurias,
te pido por la economía de mi país para
que sea fructífera para todos los habitantes,
que los valores sean forjados en cada uno
de los hogares bajo la gracia de Dios.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día sexto

En sexto día de novena,
quiero estar a tu lado sintiendo el calor de tus manos,
y creer que estás pasando sobre este sitio en este
momento llevándote todo lo que preocupa,
limpia mi espíritu, el de mi familia,
limpia mi hogar y llévate todo lo malo que
busca quedarse en nosotros.

Te lo pido reina auxíliame hoy mañana y siempre.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día séptimo

Auxiliadora de los enfermos,
te pido por todas esas personas que sufren
enfermedades terribles en este momento,
para que los auxilies y los cubras con su manto sagrado,
saca de sus cuerpos toda enfermedad
que le impide vivir con normalidad.

Acuérdate y ten misericordia de esos países
que sufren una pandemia, para que consigan
la cura lo antes posible y no haya tantas muertes,
ayúdanos virgen santa a gozar de una buena salud
con buenas defensas para que ninguna enfermedad caiga sobre mí.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día octavo

En este octavo día de oración,
quiero honrarte por ser tan buena y comprensiva
con todos los que elevamos nuestras oraciones
para que sean escuchadas, no me abandones
santísima madre, se mi protectora y escudo en todo momento.

Quiero vivir siempre honrando tus maravillas porque sé que
con esta novena milagrosa la situación que hoy
me perturba mejorará, danos paciencia e inteligencia
para resolver problemas que parecen difíciles, gracias madre.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Día noveno

En este último día de novena quiero honrarte
por ser la madre Dios y la madre nuestra,
por darme las fuerzas suficientes para cumplir
esta hermosa novena que a través de las oraciones
logre conectarme con tu más puro amor.

Bendíceme siempre, bendice a mi familia
y a todas las personas que quiero, ruega por mí,
ruega por mi país, y ruega por el mundo entero,
pido por tu reconocimiento y para que las personas
abran su corazón en los caminos de Dios.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, tres Avemarías y el Gloria al padre.

Oración Final

Antes de acostarme en este hermoso día
que hoy te he dedicado, dame tu santa bendición
para sentirme en tranquilidad y armonía,
que todas las cosas positivas vengan a mi desde
este santo momento y que las malas se vayan a otro lado.

Escucha cada una de mis suplicas diarias,
pero antes perdona mis pecados, no sueltes
mi mano en ningún momento de mi vida,
porque yo necesito de ti, y desde este momento
me comprometo ser tu fiel seguidor.
María Auxiliadora, ruega por nosotros.
Amén.

Espero que esta novena sea de tu agrado y que creas fielmente en cada una de las oraciones, recuerda que debes tener mucha fe al realizarla, espera pacientemente los milagros de la virgen María Auxiliadora ella te escuchará.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba