Novena Poderosa en Honor a la Virgen de Fátima

La Virgen de Fátima es una advocación de la virgen María, con esta poderosa novena rinde honor esta virgen milagrosa, es recordada por sus diferentes apariciones a los tres pastorcitos Lucía, Francisco y Jacinta, ocurridas en Cova da Iria (Portugal) en 1917.

También es conocida como el Ángel de Portugal o Ángel de la Paz, tal como la denominaron los tres pastorcitos; se le atribuye que los mensajes de sus apariciones eran de componentes proféticos y escatológicos.

Si en estos momentos te encuentras en este sitio para buscar alivio de tus penurias mediante las oraciones dedicadas a la Virgen de Fátima, confía que ella te escuchará y suplirá tus peticiones.

¿Cómo se reza la novena?

Oración de la virgen de Fátima en el rosario

La novena la puedes rezar en un lugar sagrado donde consideres no hay interrupción de ningún tipo, conecta tu energía con la virgen de Fátima y maten la fe en todo momento.

Reza la novena en el orden de la Santo Rosario.

  • Señal de la Santa Cruz
  • Se enuncia el misterio, Misterios gozosos para los días lunes y jueves, misterios dolorosos para los días martes y viernes y misterios gloriosos para los días miércoles, sábados y domingos.
  • Oración inicial.
  • Oración por día de novena.
  • Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.
  • Oración final.

¿Cuándo se inicia?

Esta novena la puedes iniciar el día que consideres sea preciso para tu petición y conexión con esta virgen sagrada, sin embargo, los 13 de mayo, que fue fecha de su primera aparición, o simplemente iníciala todos los 13 de cada mes, así lo hizo saber ella a los tres pastorcitos en sus apariciones.

¿Para qué sirve?

Esta novena sirve para pedir por alguna situación que crees que es imposible, si consideras que estas en un momento difícil de superar, pidiéndole con mucho respeto y devoción la Virgen de Fátima esta novena puede ser realmente milagrosa, solo debes realizarla con fe para que pronto veas cumplir tus deseos.

Novena a la Virgen De Fátima

Es importante destacar que en los mensajes que los pastorcitos trasmitían, la virgen exhortaba al arrepentimiento, es oportuno para que la realices en esta novena, también trasmitía a la conversión y a la práctica de la oración cuestión que ya está en tu intención católica, y finalmente y no menos importante anunciaba la penitencia como camino de reparación por los pecados de la humanidad, cumple la tuya de ser necesario.

Oración Inicial

Amadísima señora de Fátima,
venerada por todo el mundo,
permítenos conocer el amor infinito de tu hijo Jesucristo,
hoy me rindo ante ti con este santo rosario
para que escuches mis suplicas y concedas los favores
que hoy te pido desde lo más profundo de mi corazón.

Prometo llevar a cada rincón de las familias cristianas
tu mensaje para que todos se arrepientan
de sus pecados y preparen su vida para ser verdaderos
cristianos y cumplir con las promesas de nuestro salvador.
Amén.

Día primero

Virgen celestial, reina del Rosario,
en este primer día de novena dejó mis pecados
en confesión para cumplir en penitencia lo que
tú me dictes y reparar mi vida con sanidad
y así formarme a una vida agradable
ante los ojos de nuestro señor.

Tu amada mía, que conoces las penas
que hoy sufre mi vida, dedico a través de la oración
esta conexión divina para que me perdones y
con este corazón limpio permitirme estar libre
de culpas bajo tu infinita misericordia.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día segundo

En este segundo día de novena, virgen milagrosa,
acudo a ti por la inmensa confianza que te tengo,
por tu gran nobleza y bondades,
tu eres mi fortaleza para superar esta situación que me aqueja,
y con tu santísimo manto sagrado protégeme.

Derrama tu misericordia para aliviar a los afligidos,
a los que tienen un espíritu débil y que solo
a través de este hermoso encuentro contigo con
la oración lo hace vital para el fortalecimiento de los
que más necesitan en estos momentos de ti.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día tercero

Pura y peregrina señora del Rosario,
te pido por mi familia para que el amor se mantenga siempre,
que las tentaciones no caigan en ninguno
de los miembros de la familia,
que la comunicación nunca falte para que
podamos ayudarnos unos con otros.

Aparta de mi familia y de mi hogar las energías negativas
que quieren derrumbar el amor que con sacrificio hemos
construido entre nosotros,
cúbrenos con tu preciosismo manto sagrado.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día cuarto

Ángel protectora de los niños,
te pido por los niños vulnerados en este mundo
sobre todo, por los que están en situación de calle,
abandonados de padre y madre para que
consigan un hogar y sean tratados como
se lo merecen por ser niños,
que vinieron a este mundo sin saber los pecados de sus progenitores.

Guíalos como hiciste con los pastorcitos,
por el camino de la oración para que consigan el bien
y se sientan protegido por ti y nuestro creador,
cúbrelos madre y aléjalos de todo tipo de enfermedad
para que puedan defenderse en la vida.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día quinto

Reina del santísimo rosario,
hoy dedico este día con todo mi corazón y
con una fe inquebrantable a través de este santo rosario
que he decidido dedicarte, concédeme la gracia de ser siempre
fiel a la práctica de rezarlo diariamente para honrarte.

Acompáñame en los gozos, dolores y glorias para de
este modo merecer tu sagrada protección en cada paso
que doy en mi vida, dame la paciencia y la fuerza para
servirte siempre y que la oración sea el
arma más poderosa ante la adversidad.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día sexto

En este sexto día de novena, quiero Virgen de Fátima
pedirte por mi país y todos los países del mundo
que se encuentran en crisis hospitalaria,
salva y libra los más inocentes
de toda peste que pueda estar pasando,
sobre todo, a los niños y ancianos.

Cúbrenos con tu manto blanco de purificación
y arranca toda maldad que se quiera quedar
en cada región o país del mundo,
líbranos de epidemias y pandemias que acaban con la humanidad,
desaparece de raíz todo lo malo.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día séptimo

Virgen pura y sagrada,
en este día quiero pedirte por la paz mundial,
para que cesen las guerras entre pueblos y países
que conforman el planeta tierra,
que los corazones de los gobernantes
se ablanden y reconozcan sus pecados.

Te pido por todas las personas que aún no conocen
el camino de la oración como el alivio
entre tanta dificultad, hoy te pido en especial (nombre de la persona)
para que acepte a Dios en su corazón y
sea él quien maneje el camino correcto de su vida.
Amén.

 

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día octavo

En este octavo día de oración quiero honrarte
por ser una madre que guía los pasos de los niños
hasta la vida adulta, porque con tus apariciones
a los más inocentes nos deja un mensaje muy claro
y es que nuestros niños deben conocerte.

Y enseñarles a través del ejemplo que con la oración
podemos ver los grandes milagros de la vida,
guíanos siempre para continuar en una vida santa
bajo los mandamientos de Dios y adorarte
por ser la madre de Jesús y la madre nuestra.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Día noveno

Gracias madre por escuchar nuestras suplicas
durante estos nuevos días, hoy lleno de flores
tu altar para agradecerte por ser tan maravillosa
en mi vida en estos momentos que son de
angustias pero que junto a ti se hizo más liviano.

Espero con toda confianza que todo lo que te he
pedido durante estos días sea resuelto,
porque se y confió que esta novena poderosa
cumplirá los anhelos de mi corazón,
prometo llenar mi vida a través de la oración tal
y como lo has pedido.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro, diez Avemarías y el Gloria al padre.

Oración Final

En este día dejo en tu mano todas mis preocupaciones
para que sean resueltas de la mejor manera,
porque solo tú conoces que hay dentro de mi vida
y de mi corazón, por eso quiero agradecerte
por estar presente y escucharme siempre.

Danos un sueño reparador para que mañana
volvamos estar en conexión y de este modo
conseguir la paz que tanto necesito,
pero solo bajo la fe cristiana, gracias madre mía
por enseñarme a rezar y darme entender que
con el santo rosario la calma va a llegar.
Amén.

Deja que la madre sagrada y bendita Virgen de Fátima actué bajo su misericordia para que tus favores sean concedidos, se espera que bajo este santo rosario y cada oración que se deja plasmada durante estos nuevos días sea el encuentro de paz, que tanto deseas luego de tantos problemas que tanto te agobian; realiza estos días de conexión con la virgen con mucho respeto y sobre todo cargado de mucha fe.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba