Novena Completa a La Divina Misericordia

Todos nosotros estamos aquí por obra y gracia de nuestro señor dios, por su divina misericordia es que existe vida en la Tierra, a veces no somos conscientes de que vivimos gracias a Él y debemos agradecérselo de alguna forma y la mejor forma es a través de los 9 días de oraciones.

Una novena nos ayuda a establecer un vínculo fuerte con nuestro padre, así estaremos seguros de que nos acompañará en cada paso que demos y nos ayudará a superar todas las batallas.

¿Cómo rezar la novena?

Novena de La Divina Misericordia
La Divina Misericordia del Señor

Muchas personas creen que realizar una novena toma mucho trabajo, cuando en realidad es sumamente sencillo y puede ayudarte a conectar más con Dios, a continuación, te demos los pasos básicos que debes seguir para hacer una novena.

  1. Seleccionar al ente religioso o celestial a quien va dirigido la novena, en este caso la Divina Misericordia.
  2. Tener en mente por qué realizaremos la novena, con qué fin queremos realizarla.
  3. Seleccionar las oraciones a recitar, es normal que encuentres muchas opciones, todas son buenas, solo debes escoger la que mejor se acomode a ti.
  4. Selecciona una hora exacta para recitar las oraciones durante los 9 días. Recuerda ser constante.
  5. Y listo, puedes realizar la novena de forma privada o grupal, ya es tu decisión.

¿Qué es la novena de la divina misericordia?

La novena es un proceso en el cual se realizan una serie de oraciones durante 9 días, las cuales van dedicadas a un ente religioso específico, en este caso el ente es la Divina Misericordia, la razón por la cual estamos en el mundo, la misericordia de Dios.

¿Cuándo empieza la novena?

Las novenas pueden realizarse en el momento en el que lo necesites, pero si deseas una conexión más fuerte con la Divina Misericordia puedes iniciar el segundo domingo de abril, que es el día que la iglesia la celebra.

Novena completa de la divina Misericordia

La selección de las oraciones de la novena es sumamente importante, puedes debes confiar en esas palabras para unirte con Nuestro Señor, utiliza las siguientes oraciones para encomendarte a la divina Misericordia.

Día primero

Padre Misericordioso, ha nacido de ti tener compasión con tus hijos
Aunque seamos pecadores tu nos brindas tu perdón, pues tu confianza nos envuelve
Te pedimos que nos adentres en tu corazón y que no encontremos la salida jamás
Rogamos que siempre estemos unidos por el amor
Siempre nos has mirado con misericordia, y cuidas de los más necesitados
Esos que no han encontrado el camino hacia tu corazón
Te alabamos Nuestro Señor, por ser bondadoso con nosotros
Amén

Corona de la Divina Misericordia

Padre Omnipotente
Te entrego por completo
El cuerpo, el espíritu, la sangre y la pureza
De Jesús, de tu hijo,
Para que puedas perdonar cada error
Que cometemos
Amén

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día segundo

Jesucristo lleno de misericordia, tú quien haces todo desde el bien, llénanos de tu bondad
Enséñanos a ser misericordiosos en nuestras acciones, para poder transmitir
La palabra de Nuestro Señor y que todos lo vean en nuestros actos
Somos tus hijos, Nuestro Señor, somos los elegidos por tu mano,
Te pedimos que nos brindes tu bendición, por el amor que nos tienes
Guíanos con tu luz por el camino que debemos recorrer y otórganos un poco de luz
Para mostrarle a otros tu camino, el camino correcto a tu reino
Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día tercero

Porque eres un Padre lleno de misericordia y nos brindas tan preciado regalo a tus hijos
Bendícenos con la abundancia en la vida, admítenos en tu corazón puro
Y cierra la puerta con llave, te rogamos que no nos sueltes jamás, toma fuerte nuestra mano
Míranos desde tu lado más compasivo, somos fieles a ti, y necesitamos tu bendición
Cúbrenos con tu manto protector ante cualquier adversidad
Para que podamos glorificarte y amarte con toda la intensidad del mundo
Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día cuarto

Nuestro Señor, lleno de compasión esparces tu luz celestial en cada rincón del mundo
Hoy te pedimos por los escépticos, por los que no creen en ti
También te pedimos por lo que no saben quién eres, acógelos en tu corazón
Llévalos hacia el camino de tu vida, de tu reino, son pobres almas que no saben la verdad
Que no conocen la felicidad y el amor verdadero
Se generoso con ellos, muéstrales tu palabra y tu amor
Amen

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día quinto

Mi Señor, tú que desbordas bondad, y brindas tu luz a los más necesitados
Te pedimos que acojas en tu corazón a todos aquellos que te aman, a nuestros hermanos
Que se han dejado llevar por el mal, para que tu luz los llene, guíalos a la iglesia
Para que encuentren el camino hacia tu reino, el camino correcto que deben seguir
Ten piedad de las almas que han pecado y han lastimado tu corazón
Perdónalos por sus errores, llénalos de tu amor, para que ellos se arrepientan
Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día sexto

Padre Omnipotente, tu nos has dicho millones de veces que aprendamos de ti
De tu humildad con el otro, enseñamos a ser humildes como tu desde nuestra infancia
Deseamos llegar a tu reino, junto a ti en el mundo celestial
Solo existe un lugar en el que deseamos estar, en tu corazón del que no queremos salir jamás
Muéstrales a los más pequeños la belleza de tu amor, para que se aferren con fuerza a ti
Te rogamos que arrojes tu bendición en este mundo cruel, para que todos te sigamos
Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día séptimo

Señor lleno de misericordia, quien nos ha enseñado lo que es el verdadero amor

Te pedimos nos acojas en tu corazón, a nosotros tus hijos, toma nuestras almas

Nos aferramos con fuerza a ti, para entregarte todo nuestro amor y fidelidad

Lucharemos contra todas las adversidades, venciendo en nombre del Nuestro Señor

Uniremos nuestras almas, para transmitir tu palabra

Y esperamos que el día del juicio final nos envuelva tu misericordia

Te glorificaremos aun después d la muerte porque te amamos con gran fuerza

Somos tu palabra que camina por el mundo, actuamos y mostramos lo que tú eres Padre

Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día octavo

Nos has llenado toda nuestra vida de misericordia, y buscas la misericordia para el mundo

Hoy te entregamos a aquellos que no han recibido tu perdón,

Aquellos que han sido enviados al purgatorio, esas que te aman, pero merecen pagar

Por los errores cometidos en el pasado, báñalos en fuego para limpiarlos del mal

Estas almas enviadas al purgatorio, sufre y buscan tu perdón con ansias

Te suplicamos padre, que purifiques sus almas y les des una última oportunidad

Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

Día noveno

Padre Nuestro, que encarnas la compasión, traemos ante ti almas llenas de sed

Sed de ti, necesitas conocer tu amor, ellas están frías, casi muertas

Pues no conocen el calo de tu amor, te rogamos las lleves a tu corazón

Míralas con amor, te rogamos con el corazón en la mano que les abras paso en tu sendero

Ellas necesitan de ti, todos necesitamos de ti

Amén

Corona de la Divina Misericordia

Para finalizar la coronilla:

“Dios Poderoso, Dios Fuerte e Inmortal, se piadoso con nosotros y con este mundo pecador.”

Recitar un Padre Nuestro, Un Credo y un Ave María.

En muchas ocasiones nos alejamos poco a poco de la religión, nos enfocamos en cosas que creemos tienen más importancia, nos olvidamos de que la única razón por la que estamos en este mundo y vivimos nuevos días es por la misericordia de Nuestro Señor, y debemos agradecerle.

Ser agradecidos con Dios es una tarea muy sencilla y recurrir a la realización de una novena es la mejor forma de mostrarle gratitud.

Más Novenas relacionadas

Ir arriba