Novena a Nuestra Señora de la Dulce Espera

Estamos acostumbrados a escuchar los diferentes nombres y ver las diferentes imágenes de Nuestra Madre, la Virgen María, ella posee una cantidad inimaginable de milagros divididos entre todas sus imágenes: la Virgen del Valle, la Virgen de Guadalupe, entre otras, pero al fin y al cabo siempre será Nuestra Madre, por eso en esta ocasión te tenemos los 9 días de plegarias de la Dulce Espera, para que te encomiendes a la Virgen.

Todos sabemos que existen muchas novenas de vírgenes, por la cantidad de imágenes que tiene Nuestra Madre, pero nosotros podemos encomendarnos a la que deseemos y con la que nos sintamos más cómodos.

¿Cómo se reza la novena?

dulce espera
María esperando a Jesús

A veces las personas creen que rezar una novena conlleva muchísimo tiempo y preparativos, cuando en realidad es un proceso bastante tranquilo sencillo de realizar, a continuación, te dejamos los pasos que debes seguir para hacer los 9 días de plegarias a la Dulce Espera.

  • Tener una razón específica para realizarla: para pedir algo o para encomendarte a la Dulce Espera.
  • Seleccionar un horario fijo para todos los días, así podrás ser constante a la hora de recitar las plegarias.
  • Elegir al santo o ente religioso con el que te sientas más identificado, en este caso la Dulce Espera.
  • A la hora de iniciar tu novena deberás colocar todas tus esperanzas y tu fe en ella.

Novena de la Dulce Espera

La decisión de realizar una novena es sumamente importante y súper personal, todos nosotros podemos iniciar una novena, pero debemos hacerlo desde el amor y el respeto, estas son las plegarias para los 9 días de la Dulce Espera, con ellas podrás pedirle ayuda a Nuestra Madre o encomendarte a ella.

Día primero

El mayor regalo que nos da Dios, es vivir

Un ángel se le apareció a María, dándole la noticia de que Nuestro Señor la había escogido a ella
Para traer al mundo la salvación, llena de gracia tendría que llevar en su vientre a un niño que llamaría Jesús
María acepto sin pensarlo pues era la voluntad de Dios y ella estaría dispuesta a hacer cualquier cosa por Él.

Reflexión del día

María una mujer como cualquier otra entregó su vida por completo a la fe, dejo que Dios actuara a su voluntad y ella lo abrazó con fuerza, sabía que si Nuestro Señor la había elegido era por algo.

Oración final

Oh Virgen, Dulce Espera
Enséñanos a ser como tú
Sencillos llenos de amor
Libera nuestros corazones
Para que la fe y la esperanza
Nos inunde
Solo debemos esperar la salvación
De tu hijo Jesús
Confiamos en que vendrá
A rescatarnos de todo mal
Amén

Día segundo

Nuestro Padre nos hace la invitación de seguir su palabra y enseñarla al mundo

María viajó durante estos momentos a un pueblo lejano que se encontraba en la Montaña de Judá
Su encuentro con Isabel fue ese momento en el que María entendió que era bendita
Ella llevaba en el vientre al hijo de Dios, gracias a ella se cumpliría el destino del mundo

Reflexión del día

Isabel se dio cuenta de la fe tan inmensa de María, que creyó al instante las palabras de Dios y no solo en este momento, sino durante toda tu vida, María siempre confió en Nuestro Padre, durante su vida se entregó a él de muchas maneras y siguió su sendero y nosotros debemos seguir su ejemplo.

Recitar la oración final.

Día tercero

Todos tenemos un plan, para seguir el camino de Dios

María se entregó confiada a Dios pues su grandeza entró en su vida
Nuestro Señor, miró a María entre todas las mujeres y la eligió para llevar a Jesús en su vientre
El Señor Todopoderoso ha entregado tal responsabilidad a Nuestra Madre

Reflexión del día

María llena de gozo mostró su fe a Dios y la felicidad que la embargaba por haber sido escogida por él.

Recitar la oración final.

Día cuarto

María trajo al mundo la salvación, en su vientre

En Belén no encontraron lugar para María, estaba a punto de dar a luz
Recibimos la Niño Jesús en un pesebre, el primogénito de la Virgen
Rodeado de amor y felicidad

Reflexión del día

María acepta con amor y emoción que Dios la haya elegido, permitiendo que el Espíritu Santo la marcara con esta gran misión, a pesar de estar en un pesebre María sabía que Dios estaba junto a ella para protegerla y proteger al Niño Jesús.

Recitar la oración final.

Día quinto

Cada ser humano tiene un plan hecho por Dios

A los 12 años de edad Jesús permaneció en Jerusalén sin que nadie supiera
Tres días después María y José lo encontraron junto al Templo
Aprendiendo y escuchando a los maestros
María angustiada le preguntó a su hijo por qué había hecho tal cosa, pues ellos lo buscaron
Jesús alegó que no era necesario buscarlo
Él estaba realizando la tarea encomendada por su padre
Nuestra Madre no comprendió sus palabras y volvieron a Nazaret

Reflexión del día

Durante su infancia Jesús estuvo “atado” a sus padres, a María y a José, por eso muchos lo reconocían como “el hijo del carpintero”. María y José no entendieron las palabras de Jesús cuando se refería a su Padre pues dentro de María se encuentra el misterio de un niño concebido por obra y gracia del espíritu santo.

Recitar la oración final.

Día sexto

La Virgen María siempre está pendiente de sus hijos en la Tierra

En el pueblo se celebraron las bodas, Jesús y María asistieron a estas junto a los discípulos
No había vino en el lugar y María se lo dijo a Jesús
El Salvador contestó que aún no era su hora y no podía hacer nada
María llamó a los sirvientes y estos trajeron el vino

Reflexión del día

Este momento nos demuestra lo banales que son los deseos del hombre, el no tener vino era un gran problema para ellos y Jesús aun pudiendo solucionarlo no lo hizo, pues eso no tenía una verdadera importancia. Aun así, María, Madre de todo intercede por nosotros y por nuestros deseos a pesar de que no tengan tanta importancia.

Recitar la oración final.

Día séptimo

El hijo de María tuvo la tarea de sacrificarse por nosotros

El Salvador enseñaba la palabra de Dios a una gran multitud
María y sus hermanos lo buscaban
Alguna persona entre la multitud le dijo a Jesús que su madre y sus hermanos lo necesitaban
A lo que él contestó: “Aquí estoy con mis hermanos, no deben buscarme”
Jesús estaba realizando una de las tareas que Dios le había encomendado

Reflexión del día

Nuestra Madre fue escogida por Dios pues escuchó su palabra y desde muy joven estuvo siguiendo su camino, según Jesús ella es una bendición y además de una bendición es la primera discípula del Salvador, su fe va mucho más allá y su maternidad toma otro sentido, no solo carne, sus almas están unidas por Dios.

Recitar la oración final.

Día octavo

El amor hacia Dios es el amor más grande que podemos sentir

El Salvador dejó de hablar y una mujer entre la multitud gritó con fuerza
“Dichosa la mujer que te llevó en su vientre y alimentó tu frágil cuerpo”
A lo que Jesús contestó “Dichosos todos aquellos que siguen a Nuestro Señor y comparten su palabra”

Reflexión del día

La maternidad no es solo carnal, María no solo fue la que trajo al mundo a Jesús y lo cuidó, el vínculo entre ellos va mucho más allá, es algo indescriptible y eso fue lo quiso decir Jesús, por ello él realmente es un hombre como todos nosotros pues fue criado por una mujer de este mundo, él nos representa en todo sentido, es la unión entre lo terrenal y lo celestial.

Recitar la oración final.

Día noveno

María, la madre de todos, enviada por Dios

María, junto al discípulo, miró a Jesús, este la miro con amor y le dijo “Yo soy tu hijo”, Jesús miró al discípulo y le dijo “Ella es la madre de todos nosotros”

Reflexión del día

Convertirse en madre, no es tarea fácil, es un don que algunas mujeres pueden obtener, una madre sufre por sus hijos y se enfrenta a las adversidades más grandes, muchas veces debe sacar adelante a sus hijos sola. María es el puro reflejo del amor y de lo que es capaz una madre por su hijo, sufrió la muerte de Jesús y lo sostuvo en sus brazos, todos nosotros le debemos ese amor a ella, pues trajo nuestra salvación.

Recitar la oración final.

Como seres humanos debemos abrir nuestro corazón a la religión, a veces pensamos que podemos hacer cualquier cosa por nuestra cuenta y en ocasiones es así, pero no está mal pedir ayuda si la necesitamos, Nuestra Madre está ahí para ayudarnos en los peores momentos de nuestra vida y a nosotros no nos cuesta nada encomendarnos a ella con su novena.

La realización de una novena es un momento espiritual que todos deberíamos vivir, aunque sea una vez en nuestras vidas, permitirle la entrada a nuestro alma y corazón a un ente religioso que solo nos traerá el bien y nos guiará a Dios.

Si te gustó te invitamos a ver más novenas católicas en este sitio web de Noovena.com y verás todas las que tenemos para ti para cualquier necesidad.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba