Novena Completa de Cristo Rey

La devoción se demuestra mediante acciones, nosotros le demostramos a cualquier santo el respeto y admiración que sentimos por él con ayuda de las oraciones, pero existe una forma de entregarnos a ellos y encomendarnos durante un buen tiempo, los nueve días de oraciones, con estas plegarias podrás pedirle a Cristo Rey que permanezca a tu lado.

Los 9 días de oraciones o Novena, son una serie de plegarias a recitar durante nueve días consecutivos, atrayendo así, a tu vida, al santo respectivo que hayas escogido para este proceso.

Novena a Cristo Rey

Novena Cristo Rey
Cristo Rey

Para poder realizar una novena necesitamos tener las oraciones necesarias y especializadas para poder encomendarnos y pedirle a Cristo Rey que nunca nos abandone, y nos acompañe en los momentos más difíciles de nuestra vida.

Día primero

“¿Buscáis a alguien? ¿Buscáis a Jesús de Nazareno? Pues habláis con él, soy yo”.

Rey y Padre, tu que siempre nos das de tu amor
A pesar de las adversidades y que tus propios hijos buscan lastimarte
Cristo Rey, tú que eres Jesús
Acudimos a ti, pero sin cadenas, solo con nuestras desgracias y
Y nuestro corazón lastimado
Toma en tus manos todo nuestro dolor, tú ser misericordioso
Ayúdanos a sanar y permanece durante el proceso
Hoy en este primer día de plegarias, nos entregamos a ti
Trae paz y amor a la Tierra
Amén

 

Misión del día: Ser fiel y cumplir todos mis deberes para mantener mis lazos de amor con Dios Padre. Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria.

Oración para finalizar el día

Eterno Padre,
Derrama tu piedad sobre toda la tierra
Amén
¡Oh Cristo Rey!
Que prevalezca la paz y el amor en tu reino
Amén
Espíritu Santo
Abrázanos y al mundo con amor
Amén
Madre, Virgen querida
Únenos a tu Hijo Divino
Amén.
San José,
Ayúdanos a amar a Jesús y a María.
Amén

 

Día segundo

“Padre poderoso, hemos pecado y te hemos herido, pedimos perdón».

Haz visto tú, Nuestro Señor durante la noche oscura
Con tus ojos celestiales como con pecados y acciones del mal
Te herimos, a lo largo de los siglos hemos roto tu corazón
Y aun permaneces a nuestro lado
No somos dignos de ti ni mucho menos de tu gran amor
Eres puro y sostienes nuestra mano
El amor te ha cegado, no abandonaste nuestras almas
Luchaste por ellas, hoy esas almas luchan por ti
Derrama tu sangre y lagrimas sobre nuestras almas pecadoras
Llénanos de paz y purifícanos así lograremos amarte
Y alejarnos para siempre del mal
Te conoceremos y haremos que todo hombre te conozca y te llene de su amor
Amén

 

Misión del día: Alejarnos de cualquier cosa que no sea Nuestro Señor.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día tercero

“Nos has dicho que eres el Rey, dices: Soy yo el Rey, pues henos aquí para demostrarle al mundo cuál es la verdad, la absoluta verdad”

Dios Padre Omnipotente tú eres la verdad lleno de amor y esencia pura
Él bajó de los cielos, se volvió mortal
No solo por mí, sino por todos nosotros, nos amó desde lo más profundo de su corazón
A pesar de los obstáculos y del sufrimiento
Nos salvaste sacrificándote a ti mismo, derramaste sangre para salvarnos
Tu amor, es indescriptible, infinito y no lo merecemos
Cristo Rey enséñanos ese amor, enséñanos a amar como tú amas
Sin miedo al dolor ni al sacrificio, por amor se sufre y queremos amar
Amen

 

Misión del día: Amar sin barreras ni frenos.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día cuarto

“Desprecio sobre el ejercito de Herodes, quien, ondeando banderas blancas, se mofó y atacó a Pilatos”.

Padre Poderoso nuestro amor por ti es sumamente grande
Por nosotros fuiste apedreado y llamado loco
Pues la locura de amor es realidad, tu grandeza está en el interior de la niñez
Y tu poder ha sido sujetado por clavos
Nos das de sangre y de tu cuerpo en un cáliz y una hostia
Buscamos tenerte en nuestro ser durante la eternidad
Conviértenos en hostias también, queremos formar parte de ti
En tu corazón no nos perderemos y seremos amados
Amén

 

Misión del día: Huir de cualquier cosa que me aleje del sendero de Dios.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día quinto

“Te coronamos nuestro Rey, alabemos todos al rey de los judíos, dijisteis, cuando osaron a herirlo con golpes y una corona de espinas”

Encerrado en una prisión por tus propios hijos Padre
¿Qué pasaba por tu mente en esa triste situación?
¿Qué querías con fuerza cuando la corona de espinas fue colocada?
¿Cuando te maltrataron sin cesar?
Solo amor y sabiduría pasaba por tu mente y corazón
Glorioso eres, pues te sacrificaste para salvar todas y cada una de nuestras almas
Nosotros solo pensamos en ti, nuestros corazones repiten sin cesar
“Glorioso Rey” de todas y cada una de las naciones esas que fueron conquistadas
Bajo tu tristeza y tu muerte, gritemos todos con fuerza «Coronen al Rey»
Que se escuche nuestro grito de amor en todo el mundo
Amén

 

Misión del día: Mantener siempre en mi mente a Dios y alejar los malos pensamientos.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día sexto

“Ecce Homo, aquí tenéis al Rey, vuestro Rey”

Dios Divino nuestro Rey coronado con espinas
Lleno de heridas esta tu cuerpo y tus ojos muestran tristeza infinita
Rodeados de lagrimas así te presentaste y así aprendimos de su bondad y humildad
Tanto amor existe dentro de ti, permítenos recoger cada gota de sangre y cada una de tus lagrimas
Purifícanos con ellas, llénanos de tu amor
Amén

 

Misión del día: Realizar toda actividad desde la humildad.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día séptimo

“Padre, recuérdame, cuando vuelvas a la Tierra, te ruego me lleves a tu reino – Desde hoy y para siempre estarás conmigo en el edén -”

Hoy Cristo Rey deseamos celebrarte ante todos los hombres de la tierra
Que sientan tu amor para que logren salir de la oscuridad que los retiene
Salvalos de la muerte y del mal que los rodea
Te pedimos que les muestres la dicha de tenerte a nuestro lado
Se misericordioso con ellos Padre, recuerda a estas pobres almas a la hora del juicio final
Te escuchamos Padre sabemos que estaremos junto a ti en tu reino
Amén

 

Misión del día: Enseñar a otros, con actos, la fe, la caridad y la esperanza que Dios nos ha entregado.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día octavo

“Ese es tu hijo, helo ahí, miradla, tu madre sufriendo por ti”

Varios soldados te hirieron, la sangre fluyo junto al agua
Madre Santa, Jesús es nuestro cielo, nuestro salvador
Ayúdanos a amarlo como tú lo amas, enséñanos la sencillez del amor verdadero
Muéstranos la felicidad que no vemos, haznos tan pequeños que podamos entrar en el corazón de Jesús
Para quedarnos ahí por la eternidad y amarlo con todas nuestras fuerzas
Amén

 

Misión del día: Mostrar mi devoción desde el fondo de mi corazón a Nuestra Madre, la Virgen.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

Día noveno

“Jesús, Nuestro Jesús, el verdadero Rey de los judíos, en su nombre todos se inclinarán, aquí en la Tierra, arriba en el cielo y abajo en los infiernos”

Te presentamos nuestra adoración Cristo Rey
Te entregamos todo de nosotros, confiamos nuestros sueños y deseos a ti
En tus manos estarán a salvo, aleja de nuestro camino a los demonios y a todos tus enemigos
Llena de paz las calles del mundo, perdona a los pecadores
Pon luz en su mente y amor en cada uno de sus corazones, dales misericordia
Que los sacerdotes extiendan tu palabra y los niños tomen con fuerza tu mano
Somos hechos a tu semejanza, permítenos llegar a tu reino
Continúa guiando nuestros pasos y así estaremos a salvo del mal
Amén

 

Misión del día: Entregarme al corazón de Dios Padre.

Hoy uno mi corazón al Corazón de Cristo Rey, por ello recitaré: Padrenuestro, Avemaría y Gloria. Recita la oración para finalizar el día.

A veces no prestamos la suficiente atención a los santos que nos ayudan a diario, se nos olvida demostrarles cuan agradecidos estamos y cuanto los necesitamos en nuestras vidas, por eso es necesario tomarse el tiempo de realizar una novena, así estaremos seguros de que ese santo jamás nos faltará y nos acompañará en el camino hacia el reino de Dios.

Cristo Rey es solo una forma de referirse a nuestro Padre, muchas personas se refieren a Él de esta manera y lo otras lo consideran otro santo completamente diferente, sea cual sea tu situación podrás utilizar estas oraciones para encomendarte a Él.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba