Novena Completa a Nuestro Ángel de la Guarda

El Ángel de la guarda es uno de los ángeles más virtuosos que nos protege de peligro y nos cuida en nuestros momentos de tribulación, ya que él se encuentra cerca de Dios en nuestro amparo, como guardián celestial, en especial cuando nos encomendamos con fe.

Al igual que los demás ángeles, arcángeles y querubines, ellos son luz para nuestro camino y la protección con oraciones a los santos nos conceden el auxilio y cobijo que necesitamos de nuestro Ángel de la guarda para nuestro día a día.

¿Cómo se reza la novena?Ángel de la Guarda

La novena al Ángel de la guarda es una novena muy bella y podemos ofrecerla con devoción y respeto durante nueve días como otras, con el fin de sentirnos protegidos de los peligros del alma y cuerpo.

Puedes ofrecerla en agradecimiento por la protección diaria y también de ser necesario cuando queremos que nuestro Ángel interceda por nosotros ante Dios padre por alguna necesidad que tengamos, significa mucho para nosotros. Es muy importante hacer cada oración con fe y como recomendación que se haga cada día a la misma hora para cumplir con la novena.

¿Cuándo se inicia?

Como otras novenas dedicadas a los santos, la novena a nuestro Ángel de la guarda se puede realizar en cualquier día del año, muy especialmente cuanto lo necesitamos y tenemos la disposición de hacerla los nueve días consecutivamente, sin embargo, se dice que la fecha para realizarla es propicia los días antes del 2 de octubre. No es necesario acompañarla del santo rosario, pues con hacer la novela y sus oraciones diarias es suficiente.

Como recomendación especial puede llevarse a cabo cuando estamos en disposición de permanecer en silencio antes de comenzar, de esta manera hacemos una preparación para elevar nuestras plegarias y/o agradecimiento a Dios por medio del Ángel de la guarda.

Para empezar hacemos la señal de la cruz y rezamos el acto de contrición pidiendo perdón por nuestros pecados y así comenzar nuestra novena, que tiene oración inicial para todos los días, seguidamente de la oración del día que corresponde y la oración de todos los días para finalizar.

¿Para qué sirve?

La novena a nuestro Ángel de la guarda es un acto de esperanza cristiana que sirve para afianzar la convicción que tenemos de establecer un lazo cercano con nuestro señor todopoderoso, pues a través de la oración con la intercesión de los santos, nuestros padecimientos alivian y nuestro corazón se nutre. Nuestro Ángel de la guarda es sinónimo de bondad, protección y sabiduría, por ello el ofrecimiento de la novela sirve petición de ayuda y agradecimiento.

Novena al Ángel de la Guarda para toda ocasión

Iniciamos la novena con la señal de la santa cruz, de nuestros enemigos líbranos señor, Dios nuestro, en el nombre del padre, del hijo y del espíritu santo, amén. Luego rezamos con devoción el acto de contrición:

Acto de constricción

Señor mío, Jesucristo, Dios y hombre verdadero,
Creador, padre y redentor mío; por ser vos quien sois,
Bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas,
Me pesa de todo corazón de haberos ofendido;
También me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno,
Ayudado de vuestra divina gracia propongo firmemente nunca más pecar,
Confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta,
Amén.

Ofrecemos la novena del Ángel de la guarda y comenzamos con:

Oración para todos los días

Ángel de la guarda, protector de mi corazón,
Magnifico espíritu puro, bienaventurado amor
Dios te salve guía de mi camino, amado mediador
Que siempre protege a sus fieles amparándonos señor,
Hoy te pido de rodillas con especial fervor
Que me acojas y resguardes bajo tu santa protección,
Líbrame de todo peligro y de todo mal, y a través de ti
Oh mi Ángel celestial que eres luz eterna de caridad,
Dios todopoderoso resguarda mi alma hasta el final,
Perdona mis ofensas y mi falta de bondad,
Defiéndeme ante los enemigos, ilumina mi camino
No me dejes amado Ángel, dueño de mi corazón,
Amén.

Día primero

Oh Ángel de la guarda, dulce y hermosa compañía,
Ante ti me inclino con fe infinita
A pedir tu protección en este sagrado día
Bajo el amparo de Dios todopoderoso
Al que acompañas noche y día,
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día segundo

Oh Ángel de la guarda, dulce y hermosa compañía
Perdona mis ofensas y dale luz a mi vida
No me dejes, protégeme de las tentaciones
Y alivia las penas mías,
Eres fuente de esplendor a mi alma tal cual guía,
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día tercero

Oh Ángel de la guardia dulce y hermosa compañía,
Que me escucha y consuela en cada momento del día
Mi adoración hacia ti con todo respeto y amor
Te ofrezco para que me alejes de los peligros
De alma y cuerpo, con tus alas me arropes
Y cuides de los tormentos
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día cuarto

Oh Ángel de la guarda dulce y hermosa compañía,
Te pido mucha fortaleza para seguir el camino del bien
Y vencer las dificultades que puedan agobiar mi ser
Como un humilde mortal me entrego a ti
Con el corazón para tu protección tener
Intercede por mí, Ángel de bondad,
Ante Dios misericordioso
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día quinto

Oh Ángel de la guarda dulce y hermosa compañía,
Santísimo entre los ángeles,
Protector de los peligros y alivio de mis pesares,
Enséñame a llevar una vida más humilde, y aprender de ti
Aparta las tentaciones y ofensas que te puedan ofender,
Dame valor Ángel virtuoso, tu que me conoces y cuidas
Te suplico perdón por mis culpas
Y sobre todo que des fuerza a mi alma para aliviar las angustias
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día sexto

Oh Ángel de la guarda dulce y hermosa compañía,
En ti confió y a ti me rindo
Con la esperanza de tu ayuda ante el padre
Quien ha dispuesto que sus guardianes nos protejan y resguarden,
Tu que fuiste tan valiente y apartaste al enemigo
Misericordia te imploro, para alcanzar las gracias
Que puedan concederme, por tu amor infinito al padre
Al hijo y al espíritu santo, pues solo tú
Me conoces y sabes mis pesares
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día séptimo

Oh Ángel de la guarda dulce y hermosa compañía,
El más puro ser consagrado al reguardo
De quienes te imploramos,
No desprecies mis suplicas de cobijo y amparo
Limpia mi corazón y ayúdame a cultivarlo
Con las enseñanzas del altísimo a través
De tu intercesión amable y divina
No me dejes solo porque me perdería
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día octavo

Oh Ángel de la guarda dulce y hermosa compañía,
Bajo tu amparo me aferro, eres mi luz, mi destino
Ilumina mis palabras para servirte con fe
Aclamar tus enseñanzas con el corazón puro y humilde
Mi Ángel guardián amado,
Dame tu mano y guíame en tu caminar
Para adorarte y consolarme sin miedo a flaquear,
Dame la gracia de tener un corazón limpio y sencillo
Para amar y consagrarlo a Dios con infinita piedad,
Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Día noveno

Oh Ángel de la guarda dulce y hermosa compañía,
Quien ha sido siempre fiel confidente con tal misericordia
Para guiarme y salvarme de las tentaciones y angustias,
Tú me has dado tanto amor y protección con paciencia y bondad
Nunca me abandonas, hermoso Ángel
Aunque mis actos no hayan sido del todo comedidos,
Tu mirada de piedad es mi protección y alivio
Gracias por ser tolerante y permitirme ser unos de tus protegidos
Ángel de infinita bondad, gracia plena
Guía de mi vida, Humilde te presento mis plegarias (hacer sus peticiones)

Guardar silencio y meditar nuestra oración

Oración para finalizar

Ángel de la guarda, amado custodio mío
Infinitas gracias te doy por tanto amparo y cobijo
Aun no siendo digno de ti, por los pecados que he cometido,
Eres mi Ángel admirable, lleno de noble amor divino
Con tu protección poderosa me alivio,
Me arropo en tu paciencia, fidelidad y amor
Hacia todos tus fieles, para salvar nuestra alma
Solo espero lograr ser digno de tu caridad siempre
Amado Ángel de la guarda, elevo a ti mi lealtad y amor
En agradecimiento a tus cuidados y tu afán que reconozcamos
A Dios en nuestro corazón.
Amén.

Para terminar la novena se reza la oración final y tomamos un momento de silencio y meditación personal en agradecimiento por haber tenido oportunidad de encomendar la oración y finalizamos con la señal de la cruz.

Más Novenas relacionadas

Ir arriba