Novena en Honor a Santa Laura Montoya

Esta preciosa novena a Santa Laura Montoya es un ejemplo vivo de fe para los devotos que nos hallamos desconsolados y al conocer los sacrificios por los que paso esta hija de Dios en su vida cristiana que le hizo sembrar fuerza y amor para afrontar con piedad  los infortunios, nos alienta.

Ofrecer la novena a Santa Laura en los momentos cuando tenemos una necesidad que nos agobia y no podemos levantarnos por nosotros mismos es aclamar que por su infinita piedad y generosidad cristiana nos llene de esperanza y así poder sentirnos en la gracia de Dios todopoderoso.

¿Cómo se reza la novena?

santa laura montoya
Puede rezarse acompañada del santo rosario como devoción mariana antes de comenzarla, y así diariamente por los nueve días que se destinen para alabarla fervorosamente y mostrarle nuestras plegarias para el alivio de nuestra situación ante la Santa piadosa.

Cada día debe rezarse la oración para todos los días, recitar los gozos a Santa Laura y hacer las lecturas del día que corresponda, luego culminar con la oración final y venerarla en silencio y con mucho respeto poniendo nuestro corazón a sus pies

¿Cuándo se inicia?

La novena dedicada a Santa Laura Montoya ha de celebrarse con religiosidad los nueve días que anteceden su celebración que es el 21 de octubre, entonces durante los nueve días consecutivos nos encomendamos a su divina intercesión.

La novena se hace con recogimiento y fervor, ya que si queremos que nuestra necesidad sea escuchada por ella, nada mejor que ofrecer las plegarias hacia nuestra madre contemplando sus maravillosas enseñanzas que hacen comprender que aun en las penas más oscuras, siempre la luz de cristo resucitado nos arropa.

¿Para qué sirve?

Rezar esta novena es entregar nuestras intenciones a través de la fe por la misericordia de una maravillosa Intercesora que ha concedido el amparo hacia sus fieles, por eso nos sirve para llenarnos de esperanza en esos momentos en los que tenemos una lucha interna y debilidad espiritual muy grande, en una situación de destierro, desprecio y pobreza.

Su frase más significativa nos da la respuesta a muchas inquietudes: “Destrúyeme señor, y sobre mis ruinas levanta un monumento para tu gloria” (Santa Laura Montoya).

Novena corta a Santa Laura Montoya

Luego de rezar el santo rosario ofrecido a la santísima trinidad y por la intercesión de nuestra Santa madre la virgen María, nos disponemos a comenzar la novena arrepintiéndonos de nuestros pecados con:

Acto de contrición

Jesús ni señor y redentor,
Yo me arrepiento de todos los pecados
Que he cometido hasta hoy y me pesa de todo corazón
Porque con ello ofendí a un Dios tan bueno,
Propongo firmemente no volver a pecar
Y confió en que por tu infinita misericordia,
Me has de conceder el perdón de mis culpas
Y me has de llevar a la vida eterna,
Amén.

Anunciamos las intenciones de la novena a nuestra Santa Laura piadosamente a través de:

Oración para todos los días

Señor Dios todopoderoso
Me rindo humilde a tus pies para agradecer,
La presencia de Santa Laura concedida de tus dones y gracias
Como muestra de verdadera fe y absoluta confianza en ti señor,
Por su ejemplo de sobrellevar los infortunios con virtud eterna
Sin flaquear y siempre se tu mano,
Adorado padre del cielo, ruego perdones mis pecados,
Elevo mis plegarias humildes en esta novena
Para ser beneficiado con tu bondad y perdón,
Y por la intercesión de Nuestra amada Santa
Ser escuchado por tu infinita misericordia,
Amén.

Luego de esta oración, realizamos la oración recitamos los:

Gozos a Santa Laura Montoya
Al presentarte nuestros ruegos,
Venimos llenos de confianza
¡Tu celo ardiente y generoso,
Danos a todos, madre Laura!
Madre y maestra de los indios
De nuestra selva americana,
Vuelve a enseñarnos los caminos
De tus intrépidas andanzas,
Y así la luz del evangelio
Llegue por cerros y cañadas,
A redimir a los cautivos
De la pobreza y la ignorancia,
¡Tu celo ardiente y generoso,
Danos a todos, madre Laura!
Ante el asombre de tus ojos
La turba inquieta y afanada
De las hormigas un secreto de amor,
Te dijo sin palabras.
Y desde entonces la ternura de Dios
Inmensa y desbordada sobre los buenos y malos
Con suave ardor te abrazo el alma,
¡Tu celo ardiente y generoso,
Danos a todos, madre Laura!

Día primero

Oh amada y piadosa santa Laura,
Te alabo y te glorifico con humildad
Por ser la luz para muchos desafortunados,
En las situaciones donde han sentido desesperanza
Te pido en esta novena que me permitas
Seguir tu ejemplo con devoción sincera
Apegada a tu misericordia
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día segundo

Oh amada y piadosa santa Laura,
Dotada de gentileza y bondad para quien necesitase
Sin sentir cansancio o sacrificio alguno
Y volviendo al camino a los fieles que dudando de su fe pecaban,
Te ruego amada Santa que me ayudes
A reconocer mis pecados y limpiar mi corazón,
De toda maldad oculta que hace daño
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día tercero

Oh amada y piadosa santa Laura,
Tu que conoces el difícil transitar en la oscuridad
Y con el amor y la fe más grande a Dios supiste
Lidiar y fortalecer tu corazón,
Con auténtica santidad y devoción,
A las enseñanzas de Dios todopoderoso
Te suplico abras mis ojos y corazón
Para aclarar los tormentos,
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día cuarto

Oh amada y piadosa santa Laura,
Con tu virtud de madre piadosa ante los más pobres
De corazón y de pensamiento
Auxiliaste venciendo cualquier obstáculo,
Amparada en tu grandiosa fe hacia el bien el prójimo
Siempre trabajando en su ayuda,
Te suplico no olvides a los más necesitados
De la misericordia del padre
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día quinto

Oh amada y piadosa santa Laura,
Que en cada corazón eres reflejo de amor y justicia
Te pido rendido ante ti que me ayudes a vencer
Las iniquidades que tanto daño hacen a los hombres,
No permitas que la mentira alcance nuestra paz
Ni que el demonio tiente nuestro espíritu
Con su maldad, antes bien protégeme y guíame,
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día sexto

Oh amada y piadosa santa Laura,
Fervorosa patrona que tuviste un lucha inmensa para
Ayudar al prójimo en tantas situaciones difíciles
Luchando contra la burla, crueldad e incertidumbre
Guíanos a todos tus fieles para combatir estos flagelos
Que dañan al hombre de Dios,
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día séptimo

Oh amada y piadosa santa Laura,
Tus obras siempre de la mano de Dios
Han sido un reflejo de pureza y guía intachable
Para tus fieles devotos,
No permitas que desperdiciemos ni caigamos
En tentaciones de vicios y placeres
Que ocasionen nuestra ruina, por favor te pido luz en el camino
Para nuestro sustento sin codiciar ni malgastar,
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día octavo

Oh amada y piadosa santa Laura,
Que siempre fuiste ayuda fiel e incansable trabajadora
Cuando las condiciones eran tan fuertes y desiguales,
Con tu espíritu noble y luchador
Confiando plenamente en nuestro señor para seguir adelante,
Te pido no desampares a quienes ganan su sustento
Con sacrificio y abnegación a la jornada
Para que la recompensa sea de acuerdo a su esfuerzo
Sin deshonrar al señor todopoderoso
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Día noveno

Oh amada y piadosa santa Laura,
Con tu misericordia y amor a todos nosotros arropas
Siempre presta al auxilio de los necesitados,
Te agradecemos infinitamente atendernos
En las causas difíciles presentadas ante tu pies
Suplicamos tus bendiciones en cada momento
Para seguir devotos con el ejemplo de tus enseñanzas
Y la esperanza que has escuchado nuestras plegarias
Por tu compasión bendita, cuídanos y abríganos
Humilde presento a ti mis súplicas (hacer petición)
Amén.

Rezar un padre nuestro, ave María y gloria.

Oración para finalizar

Oh amado Dios todopoderoso
Que invade mi alma con tanto esplendor
En tu fe me encomiendo y a la devoción
De la santa madre Laura
Por la alegría y esperanza que hace sentir del débil fuerza
Y del humilde riqueza en dones y virtudes
Para seguir tu camino y tus enseñanzas,
Ampárame y protégeme
Permíteme redimir mis culpas y alabarte
Y por los méritos de la santa madre Laura
Dale alivio a mis penas por tu gloria infinita,
Amén.

Culminamos nuestra novena con la señal de la santa cruz.

Más Novenas relacionadas

Ir arriba