Novena Milagrosa a San José De Cupertino

San José De Cupertino, también conocido como el santo de los estudiantes, nacido en un pequeño pueblo italiano llamado Cupertino Lecce. Es un santo con dones sobrenaturales, en el que Dios adornó su humilde y piadosa alma.

Se dice que es el santo de los estudios porque en su tiempo de juventud se trababa para presentar exámenes, es así de este modo como se identifica con los estudiantes que tienen dificultad en los estudios.

San José tuvo dificultades específicamente en la preparación como sacerdocio, pues la frase que más dominaba era

bendito sea el fruto de tu vientre Jesús”.

Entre sus dones se destacaba el exorcizar demonios, aunque lo consideraba indigno, también, el don de leer los corazones de las personas, el don de bilocación el poder estar en dos lugares al mismo tiempo, sanaba a los enfermos, multiplicaba los alimentos y el don de profecías.

¿Cómo se reza la novena?

Oraciones milagrosas de San José de Cupertino

Se reza iniciando con la señal de la Santa Cruz, seguido por la oración de entrada, para comenzar con la oración que corresponde al día de la novena, se reza un Padre Nuestro y un Avemaría y un gloria ya que esta santo fue bendecido por Dios con muchos milagros que él siempre atribuía a la intercesión de la Santísima Virgen María.

¿Cuándo se inicia?

Se inicia en el momento que sientas la necesidad de que este santo cumpla en tu vida con cualquiera de sus dones, sin embargo, su fiesta es celebrada cada 18 de septiembre, también puedes rendir honor nueve días antes de la fecha o los días posteriores.

¿Para qué sirve?

Sirve para pedir por razones milagrosas, como sanar a personas por enfermedad, iluminar a los estudiantes que tienen dificultad al presentar exámenes; sirve también para multiplicar los alimentos y pedir por los corazones de las personas para que reconozcan a Dios en su corazón.

Novena Cora a San José de Cupertino

San José de Cupertino, proveniente de la ciudad de Nápoles, perteneciente de la iglesia católica, quienes le enmarcaron fenómenos sobrenaturales increíbles, a quien puedes pedirle durante estos nuevos días por las dificultades que estas atravesando, realiza con mucha fe y con la convicción de que tendrás el milagro que tanto anhela tu corazón.

Oración Inicial

San José De Cupertino;
aquí estoy en conexión total a través de esta oración
para pedirte por tantas cosas que solo tú
eres capaz de cumplir, tu que tienes la capacidad
de desarrollar hechos sobrenaturales hoy dejo ante ti mi suplicas.

Santo José, espero que me escuches y pueda contar contigo
en estos momentos de atribulación, abro mi corazón
para que me guíes por el camino del bien,
quiero esperar pacientemente por tus milagros bajo
la gracia de la Santísima virgen María y Dios nuestro Señor.
Amén.

Día primero

Querido Sacerdote De Cupertino,
hoy elevo mi espíritu y mi cuerpo para encontrarme
contigo en este espacio de tranquilidad y paz,
primero te pido que me des las fuerzas suficientes
para reconocer todos mis pecados antes de iniciar esta novena.

Y una vez reconocido mis pecados,
pedirte por la sanación de mi espíritu,
para que las guerras espirituales no estén apoderadas
de mi ser y hagan de mí una persona de mal corazón,
tu que eres grandioso leyendo los corazones
tu sabes cuales son mis debilidades en estos momentos.
Espero en tu auxilio.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día segundo

En este segundo día de novena,
quiero pedirte por los estudiantes que hoy quieren
superar sus vidas con educación, para que el entendimiento
se apodere de ellos y suban de escalafón,
que todo el conocimiento adquirido llegue con total fluidez.

Te pido por todos esos niños que sienten el deseo de estudiar
y por alguna razón se encuentran impedidos,
cumple el milagro para que estos niños puedan asistir a
sus clases de estudios y encontrar razones de superación en sus vidas.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día tercero

San José De Cupertino,
tu que eres un santo abundante que multiplicabas
los panes, la miel, el vino y todos los alimentos,
no permitas que mi vida alimentaria entre en escasez,
te pido para que siempre nos sobre y no nos falte.

No desampares a los más necesitados que en esta
hora no tienen un plato de comida,
que por obra y gracia bajo tu presencia puedan
suplir el hambre que hoy sienten,
arranca de raíz toda escasez alimentaria que existe
en mi nación y en los pueblos del mundo.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día cuarto

San José, tu que realizaste milagros
sobrenaturales bajo el poder de Dios,
te pido por las personas que están enfermas
en este mundo sobre todo los que tienen
enfermedades graves de cáncer, los que sufren virus
ocasionados por el mismo hombre aquí en la tierra.

Coloca mi país en sanación,
para que los que sufren de enfermedades sean
sanados con la santísima sangre de Dios,
que aleje de su cuerpo todo el mal y milagrosamente
desaparezca los malestares que agobian la vida de esas personas.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día quinto

San José De Cupertino,
en este quinto día de novena quiero pedirte
por los espíritus malignos que buscan los cuerpos
más débiles para poseerlos, a ti que Dios te dio el
don de exorcizar te pido intercedas ante el espíritu de los afectados.

Limpia el espíritu y el cuerpo de las personas
que hoy necesitan de ti, que sus almas sean llevadas
a la gracia de Dios, para que encuentre su refugio en él,
actúa como protector de toda la maldad que quiere entrar en mi vida.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día sexto

San José De Cupertino,
tu que todo lo puedes y lo haces posible hoy
vengo a pedirte que me protejas y bendigas mi vida,
que apartes de mi vida a todas esas personas que
me desean mal, que con sus pensamientos
han emanado envidia y odio.

Lee los corazones de las personas que se resisten
estar bajo la gracia de nuestro padre para seguir
sus pasos y vivir en una vida sagrada como la que tu viviste,
con tus maravillas ablanda los corazones de todas
esas personas que pueden servir a nuestro Dios.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día séptimo

En este séptimo día de novena,
te doy las gracias por ser tan bondadoso y
permitirme estar en este nuevo día en plena conexión,
eleva mis suplicas a nuestro creador,
así como levitabas frente a la virgen santísima.

Intercede en mi vida y de las personas que tanto
aprecio para que busquen los caminos de Dios,
para conseguir la paz y la entrada al reino de los cielos,
no los olvides y levántalos con tu poder milagroso
en los momentos más difíciles.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día octavo

En este octavo día de novena te pido por los
niños y jóvenes que pertenecen a mi núcleo familiar,
para que los protejas de todo mal que los aseche
en cualquier momento de sus vidas,
dame el don de la bilocación para poder estar con
ellos espiritualmente en esos momentos.

Y ante la adversidad alejarlos de los momentos de riesgos,
enséñame a través de tus dones sobrenaturales a
tener ese sexto sentido y poder ampararlos,
o que seas tú quien me guie para evitar desgracias
te lo pido de corazón.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día noveno

En este último día de novena
querido San José De Cupertino,
quiero agradecerte por tus maravillas,
te honro por los dones sobrenaturales que te otorgo Dios,
y sé que desde este momento me cumplirás mis peticiones.

Confió plenamente en esta novena
milagrosa dedicada a ti San José,
porque durante estos nueve días
he puesto mis esperanzas en ti,
mis preocupaciones y los problemas
que inquietan mi corazón, gracias una vez más
por escuchar atentamente mis suplicas.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Oración Final

Escucha cada una mis suplicas durante
estos nueve días de oración, intercede por mi vida y
la de las personas que tanto amo,
no me desampares y con tus milagros
déjame demostrar cuan maravilloso eres.

Te entrego mi corazón para que modifiques
todo sentimiento que no debe estar ahí,
elevo mi espíritu para limpiarlo y fortalecerlo,
espero siempre confiado en ti, danos tu más grande bendición
antes de cerrar esta bella novena en el día de hoy.
Amén.

A pesar de que el padre San José de Cupertino nunca acepto ningún mérito por sus milagros, vale la pena destacar que, como cristianos católicos, una vez cumplido nuestros favores después de este hermoso encuentro por nueve días realzar y rendir honor con una santa misa, y agradecer a la Virgen María quien también era a la que él acreditaba sus milagros.

Te invitamos a conocer más novenas milagrosas aquí en este sitio web.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba