Novena Católica en Honor a La Virgen de Las Lajas

La Virgen mestiza, venerada en el Santuario La Virgen Nuestra Señora De Las Lajas, quien tuvo su primera aparición en Ipiales, Colombia; es la santísima madre María milagrosa, quien actúa en circunstancias donde el miedo, la desesperanza se adueña de tu ser.

Su imagen representa a la Virgen Nuestra Señora del Rosario, de pie sobre una media luna, cargando al niño Jesús en el brazo izquierdo y el santo rosario del lado derecho, la acompaña en un lado San Francisco de Asís y Santo Domingo Guzmán.

Con esta representación sobre la imagen de la Virgen de las Lajas, resulta oportuno para destacar que esta novena católica se puede realizar rezando el Santo Rosario, activa tu fe y cree que es posible.

¿Cómo se reza la novena?

Oraciones a la Virgen Mestiza

Esta novena se reza en el orden del Santo Rosario, inicia con la señal de la cruz seguido del gloria, y el ofrecimiento puedes acompañarlo con los misterios gozosos de los días lunes y jueves, los misterios dolorosos de los días martes y viernes y los misterios gloriosos que contempla los días domingos, miércoles y sábados, acompañado de un Padre Nuestro y un Avemaría, finalizando con las letanías.

¿Cuándo se inicia?

La novena se puede iniciar en el momento que consideres que estas en una situación de gravedad, pues la Virgen de las Lajas, es milagrosa, y puede ayudarte en las peores circunstancias, de este modo; sus fiestas se celebran los 15 de septiembre, si tu novena surge para estas fechas puedes realizarla ante o posterior al día de celebración; si este no es tu caso hazlo cuando se te presente la necesidad.

¿Para qué sirve?

La Virgen de Las Lajas, o la virgen mestiza como toda madre bondadosa se apiada de los más necesitados, búscala en momentos donde tú o tus seres queridos contraigan una enfermedad de nacimiento, así como personas que estén a bordo de la muerte y si es necesario después de la muerte; esta novena sirve solo para quien cree en Dios y el poder de la Virgen María.

Novena a La Virgen de las Lajas

Dedica estos nueves días de retiro espiritual y encuentro con la Virgen de las Lajas, planifica este momento para adorarla, agradecerle y pedirle, realízala de manera individual o grupal, llénala de flores y coronas para el niño y para ella, el día de su celebración realiza una misa de acción de gracia.

Oración Inicial

Gracias madre mía por permitirnos estar hoy
contigo en este encuentro espiritual,
para dejar nuestras cargas en tus manos,
agradecerte y pedirte por mi vida y por las
personas que apreciamos, gracias por enseñarnos a rezar
y unir nuestro espíritu en este encuentro sagrado
que inicia con la señal de la Santa Cruz (la señal de la cruz)
y en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

Día primero

¡Oh! Mestiza Virgen de las Lajas,
en este primer día de novena te damos
las gracias por la vida, por tener misericordia con
los hijos de Dios que hemos pecado ante sus ojos,
abrimos nuestros corazones para que nos transformes
y sigamos los caminos de nuestro señor.

En estos días de encuentro coloco esta petición
(cada quien deja su petición), para que nos escuches
profundamente y luego arrepentidos de nuestros
pecados limpiamos nuestros corazones
para seguir tus pasos a una vida santa, concédenos esa virtud.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día segundo

Nuestra Señora de las Lajas,
aquí estoy para ser tu instrumento y me guíes
por el camino correcto dentro de las palabras
sabías de nuestro señor, en este segundo día
de novena dejo en tus manos esta petición que
te entrego con todo mi corazón (petición).

Por ello, te pido profundamente que renueves
los corazones de las personas que necesitan sanar
su alma para que su espíritu se reconforte y
sane de raíz el problema que le impide llevar una vida normal,
así como sanaste a la pequeña Rosa hija de la India María.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día tercero

En este tercer día de novena y encuentro con nuestra madre,
te pedimos que cargues con nuestras cargas,
así como cargas al niño Jesús en tus brazos,
y nos bendigas a través de estas oraciones
diarias para que la dificultad cese.

Te admiro por los milagros que has concedido a
quienes han invocado la Virgen del rosario,
por eso nuestra novena se basa al santo rosario,
para que con la ayuda del Dios y los ángeles nos
conectemos y elevemos nuestro espíritu a tus maravillas.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día cuarto

Hoy amada Virgen de las Lajas,
veneramos tu nombre y la belleza que se estampo
en esa gran piedra para demostrar que eres tan natural
como la historia lo describe, tan natural que
no hay quien dude de tu presencia en la tierra.

Oh amada y bella Virgen mestiza,
apiádate de las personas que hoy necesitan de tu
auxilio por casos accidentales,
devuelve la vista al que no puede ver,
así como lo hiciste a Gonzalo Suarez quien estuvo
a punto de morir en la guerra de los mil días,
a quien le devolviste la bendición de volver a ver la luz del día.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día quinto

En este quinto día de novena,
dejamos en las manos de esta milagrosa madre la
resurrección de todos los santos difuntos,
quienes han partido, pero tenemos la esperanza
que quien cree y vive en el señor resucitara.

¡Oh! Madre, Señora del Pastarán,
hoy te entrego velas y flores como lo hacía la pequeña Rosa,
para que veles el alma de (nombre de la persona difunta)
para que la resurrección haga presencia de ella y reencontrarnos,
así como lo hizo nuestro señor Jesucristo.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día sexto

Hoy nos encontramos en el día seis de novena
y queremos que pedirte por la protección de los más débiles,
así como cubriste a la india María Mueces en
ese torrencial aguacero, te pedimos por las personas
que están viviendo una torrencial experiencia en su vida.

Ampáralos de toda maldad, y que su espíritu se reconforte
bajo la fe de que eres una madre buena,
milagrosa y que no olvida, que tus ángeles acompañen a los
que se sienten atribulados por los caminos de la vida.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día séptimo

Santísima de Pastarán,
hemos dedicado esta novena,
para arrepentirnos por nuestros pecados,
limpiar nuestros corazones y de quienes lo necesitan,
hoy también quiero agradecerte y honrarte porque eres magnifica.

Hoy elevamos los testimonios de tus milagros y
esperamos que los nuestros sean concedidos,
porque creo en ti fielmente y humildemente,
y hasta mi último día agradeceré tus maravillas
porque solo Dios tiene la magnitud de enviarnos
a ti como nuestra santa madre.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día octavo

Querida Virgen de las Lajas,
te pido por todos los niños del mundo que sufren
alguna dificultad desde su nacimiento que con el
poder que Dios te ha concedido te apiades y quites
de la vida de estos niños enfermedades que impiden que lleven una vida normal.

Acuérdate de la niña Rosa la sordomuda,
que habló revelándote como la virgen mestiza,
intercede madre por los más vulnerables,
perdona a sus padres del pecado, y devuelves la felicidad
de gozar de niños sanos y felices.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Día noveno

En este último día de novena,
te damos las gracias por llenar nuestro espíritu
de gozo y cumplir a través del santo rosario las
peticiones que dejamos en tus poderosas
manos durante estos bellos nueve días.

Gracia madre sagrada y elegida de Dios,
por alcanzarnos el milagro de la vida y
el reconocimiento de tus maravillas,
haré una fiesta en tu nombre en la santa iglesia,
prometo ir por los caminos del cristianismo porque
tu palabra es sagrada y así la propagaré,
en tu nombre espero.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro y diez Avemarías y finalmente las letanías.

Oración Final

Santa madre, virgen de las Lajas,
forjamos nuestra fe en este encuentro
para que nos escuches día a día y podamos
irnos bajo tu bendición, te pedimos que nos escuches
y nos ayude asumir nuestros roles diariamente
siempre agarrado de tus manos.
Te lo pedimos en el nombre del Padre del Hijo y del Espíritu Santo.
Amén.

Realiza el santo rosario una vez finalizada cada oración diaria, deja todas tus intenciones en manos de Nuestra Señora Virgen de las Lajas, lleva la fe en cada una de las palabras que pronuncias al recitar cada oración, cumple tus promesas y limpia tu corazón bajo la voluntad del Espíritu Santo; motiva a cada uno de los presentes y cuenta la historia de nuestra madre para que puedan apreciar lo cuan maravillosa es nuestra virgen de las Lajas conocida también como la Virgen mestiza.

 

Más Novenas relacionadas

Ir arriba