Novena Completa de Devoción a San Juan Bosco

San Juan Bosco caracterizado por una gran inteligencia, fue un gran educador, quien con una profundad espiritualidad creo un sistema de educación con una capacidad de desarrollo del cuerpo, corazón, mente y espíritu de las personas.

Es el creador de la Pía Sociedad de San Francisco de Sales comúnmente conocido como los Salesianos y las hijas de María Auxiliadora conocidas como las Salesianas.

En esta novena de los santos el encuentro espiritual con San Juan Bosco se direcciona a pedir por los jóvenes que se encuentran en un estado de vulnerabilidad, pues él dedico su vida a la enseñanza cristina a todos los jóvenes marginados o de extrema pobreza.

¿Cómo se reza la novena?

San Juan Bosco El maestro de los jóvenes

Para rezar esta novena es importante llevar a cabo obras de caridad para los más necesitados, o colaborar con las obras salesianas tal como lo indico él en su momento, también cumplir con cualquiera de los sacramentos durante los nueve días de oración.

  • Señal de la santa cruz.
  • Oración inicial.
  • Oración del día de novena.
  • Un Padre Nuestro y un Avemaría y un gloria.
  • Oración final.

¿Cuándo se inicia?

La novena inicia cuando tu corazón lo indique, sin embargo, todos los 31 de enero se celebra la festividad de San Juan Bosco; esto se debe a que el sacerdote italiano fue beatificado por la iglesia católica en esta fecha.

¿Para qué sirve?

Sirve para pedir por los niños, jóvenes más necesitados; también, para que las personas abran su corazón y atiendan con toda la humildad a los que más requieren de ayuda humanitaria; es servir con lo que tú tienes con recursos, y sobre todo con la oración auxiliar al que está más débil, principalmente a los jóvenes.

Novena a San Juan Bosco

Con esta novena toma la iniciativa para dar a conocer quién era Juan Bosco, comparte tu experiencia una vez culminada, y para que tus favores sean respondidos no olvides a hacer las ofrendas a quien más lo necesita.

Oración Inicial

¡Oh! Apóstol de la juventud,
hoy inicio este día agradeciéndote por ser
un hombre tan bueno y con humilde e inmenso corazón,
un corazón tan amplio que ayudó siempre a los
jóvenes desprotegidos; por eso quiero seguir tu ejemplo.

En este comienzo de novena, me enfoco por pedir por los
jóvenes más vulnerables que ahora existen en esta vida
y han quedado en el olvido ante los ojos de las demás personas,
vengo a tocar corazones y a expandir tus maravillas
a través de tus enseñanzas.
Amén.

Día primero

San Juan Bosco, maestro humilde,
quien te caracterizaste por ser sencillo y
nunca decaíste por tu sinceridad a la santidad,
tu que serviste y fuiste niño junto a los niños,
los asististe enseñando en ellos la humildad.

Te pido para que yo con mucha humildad pueda
servir a los más inocentes de las carencias que hoy los arropa,
dame la fortaleza suficiente para asumir esta obra
de caridad y de protección para los niños que hoy están desentendidos.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día segundo

San Juan Bosco,
he venido a ti para solicitar tus virtudes he impartir
los conocimientos del bien y la palabra de Dios a
los jóvenes que más lo necesitan en este momento,
para que no caigan en la tentación y en las complacencias del demonio.

Te pido me des las palabras adecuadas y me envíes a dar
luz a esos jóvenes que se encuentran a punto de dañar
sus vidas tentadas por la ambición, el sexo deliberado,
las drogas y los hurtos, toca sus corazones y aleja todo
mal que los lleve a actos impuros.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día tercero

San Juan Bosco, en este tercer día de novena
te pido por la sanción de las enfermedades
que atacan el cuerpo de los más débiles, por los niños,
jóvenes, adultos y ancianos, desaparece todo
el mal que pueda estar afectando su salud.

Prometo llevar tu ejemplo de hombre sabio,
humilde y sencillo de corazón, que ilumina y guía
a todo aquel a quien cree en ti, bajo la gracia de la
santísima virgen María Auxiliadora, apiádate de las
personas que también tienen un espíritu enfermo.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día cuarto

San Juan Bosco,
que tu vida se destacó como un hombre trabajador,
quien siempre mantuvo la oración como instrumento,
hoy en este cuarto día de oración sigo pidiendo
incesantemente para que me escuches.

Tu que fundaste la sociedad Salesiana te pido
para que se mantenga y perdure en el tiempo,
y cada día sea reconocida en todos los países del
mundo y existan personas que quieran aportar con
gran enseñanza y siguiendo tus virtudes.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día quinto

Santísimo San Juan Bosco,
te pido en este cuarto día de novena por mi cuerpo,
mi corazón, alma y espíritu, deseo alimentarlo
diariamente a Través de la oración y poco a poco alejar
los pensamientos negativos que atentan con mi vida.

Salva las almas de los que en estos momentos
se encuentran alejados del cristianismo,
quiero que se acerquen a Dios y la virgen santísima
para que puedan entrar al reino de los cielos,
y mientras se esté en la tierra cumplir con
los mandamientos de la ley de Dios.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día sexto

En este día seis, pongo en oración a los estudiantes
para que tenga la dicha de conocer maestros que
complementen su formación cristiana y prevalezca
el respeto entre ambos, pido para que las escuelas y
colegios del mundo tengan maestros santos y de vocación.

Te pido que el amor y la confianza prevalezca en las aulas
de clases o en la institución donde reciben las enseñanzas,
que sea atractivo para que los aprendices se
sientan complacidos y en su segundo hogar.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día séptimo

¡Oh! Padre Santo,
tu que tienes un don sobrenatural de leer los pecados
ocultos de los niños, te pido para que sean llamado
al sacramento de la confesión y sean perdonados
por nuestro señor, para que rectifiquen y vivan una vida cristiana.

Tu que tienes la capacidad de estar en dos lugares al mismo tiempo,
escucha mis suplicas y de todos los que te hemos
llamado en días de novena; te alabo por tus extraordinarios
milagros y por tu inmensidad amor a Dios.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día octavo

En este octavo día de novena,
quiero aumentar mi fe, y repetir incansablemente
lo que siempre decías que el que cree en Dios
nada le falta y con tu obra de vida así lo demostraste
porque fuiste un hombre pobre pero rico
bajo la gracia de nuestro señor Dios.

Por eso hoy experimentamos los amorosos influjos
de la divina providencia, quien no me abandona en
los momentos donde más he necesitado,
porque confió plenamente en que existe un Dios sagrado y maravilloso.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Día noveno

En este último día de novena quiero agradecer
a San Juan Bosco por acompañarme durante
todos estos días espirituales en oración, y poder
gozar el recorrido de su hermosísima vida a la que admiro y respeto.

Agradezco y recibo de la bendición de María Auxiliadora
por acrecentar mi devoción hacía a ella y a San Juan Bosco,
protégenos santa madre y auxílianos en todo momento,
protégeme con tu manto sagrado hoy mañana y siempre.
Amén.

Se reza un Padre Nuestro un Avemaría y un Gloria.

Oración Final

¡Oh! Bienaventurado Don Bosco,
enséñanos a llevar una vida cristiana como
le impartiste a todos los niños y jóvenes en ese entonces,
queremos seguir tu ejemplo de vida y
agradecerte por estar en diversas etapas de mi vida.

Propagare tus milagros y lo humilde que eres,
un santo educado e inteligente con virtudes de admirar,
espero escuches mis suplicas en esta
hermosa novena y se la eleves a nuestro máximo creador.
Amén.

 

Realiza esta novena con mucha fe a San Juan Bosco, pide por los niños más vulnerables del mundo, practica algún sacramento antes o después de la novena, la confesión entre otros en la que sientas que estas dispuesto a recibir, recuerda que a través de la oración podemos conectarnos con los santos milagrosos quienes interceden para que nuestras súplicas sean escuchadas.

Más Novenas relacionadas

Ir arriba